Amor ¡Mírame, mírame! - Capítulo 6

- ¡Lily, a qué no sabes...! - Le dije emocionada, cuando nos encontramos luego de el examen de Defensa Contra Las Artes Oscuras.

- ¿Te besaste con Sirius, frente a toda la escuela? - Me contestó ella sonriendo.

- Pero la parte más interesante, ¡Me invitó a una cita! - Le comenté, mientras posaba mis pies en el agua.

- ¡Por Merlín, debes de estar bromeando! - Me respondió.

- No, no lo está. Lo principal fue que se besaron mucho. Me lo contó a mí y Snape. - Dijo Dave acercándose. Lily abrió mucho los ojos.

- ¿Enserio no estás bromeando?

- No, yo te lo voy a recrear. - Le contestó Dave. Ahora puso una voz muy aguda. - ¡Oh, Sirius, bésame mucho! - Cambió la voz a una exageradamente grave. - Si, Calipso. Méteme tu lengua por mi garganta. - Ahora habló normal. - Pero, bueno, él no dijo "hasta", así que Calipso se la metió hasta más o menos el hígado...

- ¿Todo bien, Quejicus? - Dijo la voz de James.

Mi hermano presintió lo que iba a pasar, así que sacó su varita, pero James gritó;

- ¡Expelliarmus!

- ¡Potter! ¿¡Qué crees que estás haciendo!? - Le grité apuntandolo con mi varita.

- Quejicus Junior, haberte besado con mi mejor amigo no te da derecho de ponerme órdenes. - Me contestó.

- ¡No te estoy enviando órdenes, solo quiero que dejes a mi hermano tranquilo una maldita vez!

- Vete de aquí, Calipso. - Dijeron Severus y Sirius al unísono.

- ¡Me voy cuando se me da la gana! - Les respondí. Ahora miré a James. - ¡Expelliarmus! - Su varita voló por los aires.

- ¡CALIPSO SNAPE, DEVUÉLVEME MI VARITA! - Gritó.

- Deja en paz a mi hermano, James. No te pido otra cosa. - Le contesté.

- ¿Sabes, Sirius? Estas completamente ciego. Ella es horrenda persona, si no hablamos físicamente.

- ¡Basta, Potter! ¡Deja a los Snapes en paz! - Dijo Lily entrando a la conversación.

- ¡Por Merlín! ¿¡Tú también, Evans!? - Le gritó.

- ¿¡Cuál es tu maldito problema, Potter!?

- Oh, vamos, sal conmigo, Evans, así dejo a tus queridos Quejicus en paz.

- ¿¡Es enserio!? ¡Estamos hablando de que los dejes en paz , ¿Y tú sales con eso?! Sinceramente, prefiero al calamar gigante.

- ¿A dónde crees que vas, Quejicus? - Dijo ahora dirigiéndose a mi hermano, pues él intentaba escapar. - ¡Impedimenta!

- ¡BASTA, POTTER, HE DICHO BASTA! - Le grité.

- ¡Me importa un bledo lo que digas, Quejicus Junior! ¡Te he dicho que el hecho de que te hayas besado con mi mejor amigo no significa poder ponerme órdenes!

Pero el hechizo que le había lanzado a Severus estaba llegando a su fin. Mi hermano apuntó con la varita a James, y le hizo un maleficio no verbal, el cuál le produjo un tajo en la mejilla.

- ¿¡Pero qué!?

- ¡Basta tu también, Severus! ¿¡No pueden dejar de pelearse un maldito segundo!?

- Vete de aquí, Calipso. Deja los asuntos de Snape y Potter en sus manos. - Me dijo Sirius secamente.

- Vete a la... - Le contesté.

(Yo: no lo puse porque en las aclaraciones no dice nada de lenguaje inapropiado)

- ¡VETE DE AQUÍ! - Me gritaron a la vez James, Sirius y Severus.

- Está bien, está bien. Me voy. Pero no se atrevan a dirigirme palabra en el resto de sus vidas. - Les contesté.

- Como si yo lo quisiera... - Susurró James.

- A tí no te hablaba, Potter. Les decía a ellos dos, en especial a tu amiguito, que no podría durar en una relación ni un día, si se sigue comportando así. Adiós, me retiro. - Dije ahora, haciendo una reverencia sarcástica.



✧ Fin del capítulo seis ✧



Necesitaba poner esa pelea, es MUY importante para el desarrollo de la historia. Éstos apenas unos días casi saliendo y ya peleando...
Por cierto, faltan unos 10 capítulos para que termine el fanfic, pero ya tengo el prólogo listo.



Bye!
 

Miila Black

O.M. III
23 May 2021
2.085
5
2.351
1.028
Sala de los Menesteres
- ¡Lily, a qué no sabes...! - Le dije emocionada, cuando nos encontramos luego de el examen de Defensa Contra Las Artes Oscuras.

- ¿Te besaste con Sirius, frente a toda la escuela? - Me contestó ella sonriendo.

- Pero la parte más interesante, ¡Me invitó a una cita! - Le comenté, mientras posaba mis pies en el agua.

- ¡Por Merlín, debes de estar bromeando! - Me respondió.

- No, no lo está. Lo principal fue que se besaron mucho. Me lo contó a mí y Snape. - Dijo Dave acercándose. Lily abrió mucho los ojos.

- ¿Enserio no estás bromeando?

- No, yo te lo voy a recrear. - Le contestó Dave. Ahora puso una voz muy aguda. - ¡Oh, Sirius, bésame mucho! - Cambió la voz a una exageradamente grave. - Si, Calipso. Méteme tu lengua por mi garganta. - Ahora habló normal. - Pero, bueno, él no dijo "hasta", así que Calipso se la metió hasta más o menos el hígado...

- ¿Todo bien, Quejicus? - Dijo la voz de James.

Mi hermano presintió lo que iba a pasar, así que sacó su varita, pero James gritó;

- ¡Expelliarmus!

- ¡Potter! ¿¡Qué crees que estás haciendo!? - Le grité apuntandolo con mi varita.

- Quejicus Junior, haberte besado con mi mejor amigo no te da derecho de ponerme órdenes. - Me contestó.

- ¡No te estoy enviando órdenes, solo quiero que dejes a mi hermano tranquilo una maldita vez!

- Vete de aquí, Calipso. - Dijeron Severus y Sirius al unísono.

- ¡Me voy cuando se me da la gana! - Les respondí. Ahora miré a James. - ¡Expelliarmus! - Su varita voló por los aires.

- ¡CALIPSO SNAPE, DEVUÉLVEME MI VARITA! - Gritó.

- Deja en paz a mi hermano, James. No te pido otra cosa. - Le contesté.

- ¿Sabes, Sirius? Estas completamente ciego. Ella es horrenda persona, si no hablamos físicamente.

- ¡Basta, Potter! ¡Deja a los Snapes en paz! - Dijo Lily entrando a la conversación.

- ¡Por Merlín! ¿¡Tú también, Evans!? - Le gritó.

- ¿¡Cuál es tu maldito problema, Potter!?

- Oh, vamos, sal conmigo, Evans, así dejo a tus queridos Quejicus en paz.

- ¿¡Es enserio!? ¡Estamos hablando de que los dejes en paz , ¿Y tú sales con eso?! Sinceramente, prefiero al calamar gigante.

- ¿A dónde crees que vas, Quejicus? - Dijo ahora dirigiéndose a mi hermano, pues él intentaba escapar. - ¡Impedimenta!

- ¡BASTA, POTTER, HE DICHO BASTA! - Le grité.

- ¡Me importa un bledo lo que digas, Quejicus Junior! ¡Te he dicho que el hecho de que te hayas besado con mi mejor amigo no significa poder ponerme órdenes!

Pero el hechizo que le había lanzado a Severus estaba llegando a su fin. Mi hermano apuntó con la varita a James, y le hizo un maleficio no verbal, el cuál le produjo un tajo en la mejilla.

- ¿¡Pero qué!?

- ¡Basta tu también, Severus! ¿¡No pueden dejar de pelearse un maldito segundo!?

- Vete de aquí, Calipso. Deja los asuntos de Snape y Potter en sus manos. - Me dijo Sirius secamente.

- Vete a la... - Le contesté.

(Yo: no lo puse porque en las aclaraciones no dice nada de lenguaje inapropiado)

- ¡VETE DE AQUÍ! - Me gritaron a la vez James, Sirius y Severus.

- Está bien, está bien. Me voy. Pero no se atrevan a dirigirme palabra en el resto de sus vidas. - Les contesté.

- Como si yo lo quisiera... - Susurró James.

- A tí no te hablaba, Potter. Les decía a ellos dos, en especial a tu amiguito, que no podría durar en una relación ni un día, si se sigue comportando así. Adiós, me retiro. - Dije ahora, haciendo una reverencia sarcástica.



✧ Fin del capítulo seis ✧



Necesitaba poner esa pelea, es MUY importante para el desarrollo de la historia. Éstos apenas unos días casi saliendo y ya peleando...
Por cierto, faltan unos 10 capítulos para que termine el fanfic, pero ya tengo el prólogo listo.



Bye!
Acabas de arruinar el inicio de algo lindo, Black
Acabas de rechazar la ayuda de tu hermana, Snape
Acabas de... hacer lo mismo que haces siempre Potter, tu sigues igual
 
14 Jul 2021
302
258
248
Hogsmade
- ¡Lily, a qué no sabes...! - Le dije emocionada, cuando nos encontramos luego de el examen de Defensa Contra Las Artes Oscuras.

- ¿Te besaste con Sirius, frente a toda la escuela? - Me contestó ella sonriendo.

- Pero la parte más interesante, ¡Me invitó a una cita! - Le comenté, mientras posaba mis pies en el agua.

- ¡Por Merlín, debes de estar bromeando! - Me respondió.

- No, no lo está. Lo principal fue que se besaron mucho. Me lo contó a mí y Snape. - Dijo Dave acercándose. Lily abrió mucho los ojos.

- ¿Enserio no estás bromeando?

- No, yo te lo voy a recrear. - Le contestó Dave. Ahora puso una voz muy aguda. - ¡Oh, Sirius, bésame mucho! - Cambió la voz a una exageradamente grave. - Si, Calipso. Méteme tu lengua por mi garganta. - Ahora habló normal. - Pero, bueno, él no dijo "hasta", así que Calipso se la metió hasta más o menos el hígado...

- ¿Todo bien, Quejicus? - Dijo la voz de James.

Mi hermano presintió lo que iba a pasar, así que sacó su varita, pero James gritó;

- ¡Expelliarmus!

- ¡Potter! ¿¡Qué crees que estás haciendo!? - Le grité apuntandolo con mi varita.

- Quejicus Junior, haberte besado con mi mejor amigo no te da derecho de ponerme órdenes. - Me contestó.

- ¡No te estoy enviando órdenes, solo quiero que dejes a mi hermano tranquilo una maldita vez!

- Vete de aquí, Calipso. - Dijeron Severus y Sirius al unísono.

- ¡Me voy cuando se me da la gana! - Les respondí. Ahora miré a James. - ¡Expelliarmus! - Su varita voló por los aires.

- ¡CALIPSO SNAPE, DEVUÉLVEME MI VARITA! - Gritó.

- Deja en paz a mi hermano, James. No te pido otra cosa. - Le contesté.

- ¿Sabes, Sirius? Estas completamente ciego. Ella es horrenda persona, si no hablamos físicamente.

- ¡Basta, Potter! ¡Deja a los Snapes en paz! - Dijo Lily entrando a la conversación.

- ¡Por Merlín! ¿¡Tú también, Evans!? - Le gritó.

- ¿¡Cuál es tu maldito problema, Potter!?

- Oh, vamos, sal conmigo, Evans, así dejo a tus queridos Quejicus en paz.

- ¿¡Es enserio!? ¡Estamos hablando de que los dejes en paz , ¿Y tú sales con eso?! Sinceramente, prefiero al calamar gigante.

- ¿A dónde crees que vas, Quejicus? - Dijo ahora dirigiéndose a mi hermano, pues él intentaba escapar. - ¡Impedimenta!

- ¡BASTA, POTTER, HE DICHO BASTA! - Le grité.

- ¡Me importa un bledo lo que digas, Quejicus Junior! ¡Te he dicho que el hecho de que te hayas besado con mi mejor amigo no significa poder ponerme órdenes!

Pero el hechizo que le había lanzado a Severus estaba llegando a su fin. Mi hermano apuntó con la varita a James, y le hizo un maleficio no verbal, el cuál le produjo un tajo en la mejilla.

- ¿¡Pero qué!?

- ¡Basta tu también, Severus! ¿¡No pueden dejar de pelearse un maldito segundo!?

- Vete de aquí, Calipso. Deja los asuntos de Snape y Potter en sus manos. - Me dijo Sirius secamente.

- Vete a la... - Le contesté.

(Yo: no lo puse porque en las aclaraciones no dice nada de lenguaje inapropiado)

- ¡VETE DE AQUÍ! - Me gritaron a la vez James, Sirius y Severus.

- Está bien, está bien. Me voy. Pero no se atrevan a dirigirme palabra en el resto de sus vidas. - Les contesté.

- Como si yo lo quisiera... - Susurró James.

- A tí no te hablaba, Potter. Les decía a ellos dos, en especial a tu amiguito, que no podría durar en una relación ni un día, si se sigue comportando así. Adiós, me retiro. - Dije ahora, haciendo una reverencia sarcástica.



✧ Fin del capítulo seis ✧



Necesitaba poner esa pelea, es MUY importante para el desarrollo de la historia. Éstos apenas unos días casi saliendo y ya peleando...
Por cierto, faltan unos 10 capítulos para que termine el fanfic, pero ya tengo el prólogo listo.



Bye!
por que diablos Potter por que?
y Sirius que malll osea era tu novia y defiendes a tu amiguito que esta molestando al hermano de tu novia aaaaaaaa
me ENCANTOOOOOOO
 
  • Me encanta
Reacciones: Jules Snape Black
- ¡Lily, a qué no sabes...! - Le dije emocionada, cuando nos encontramos luego de el examen de Defensa Contra Las Artes Oscuras.

- ¿Te besaste con Sirius, frente a toda la escuela? - Me contestó ella sonriendo.

- Pero la parte más interesante, ¡Me invitó a una cita! - Le comenté, mientras posaba mis pies en el agua.

- ¡Por Merlín, debes de estar bromeando! - Me respondió.

- No, no lo está. Lo principal fue que se besaron mucho. Me lo contó a mí y Snape. - Dijo Dave acercándose. Lily abrió mucho los ojos.

- ¿Enserio no estás bromeando?

- No, yo te lo voy a recrear. - Le contestó Dave. Ahora puso una voz muy aguda. - ¡Oh, Sirius, bésame mucho! - Cambió la voz a una exageradamente grave. - Si, Calipso. Méteme tu lengua por mi garganta. - Ahora habló normal. - Pero, bueno, él no dijo "hasta", así que Calipso se la metió hasta más o menos el hígado...

- ¿Todo bien, Quejicus? - Dijo la voz de James.

Mi hermano presintió lo que iba a pasar, así que sacó su varita, pero James gritó;

- ¡Expelliarmus!

- ¡Potter! ¿¡Qué crees que estás haciendo!? - Le grité apuntandolo con mi varita.

- Quejicus Junior, haberte besado con mi mejor amigo no te da derecho de ponerme órdenes. - Me contestó.

- ¡No te estoy enviando órdenes, solo quiero que dejes a mi hermano tranquilo una maldita vez!

- Vete de aquí, Calipso. - Dijeron Severus y Sirius al unísono.

- ¡Me voy cuando se me da la gana! - Les respondí. Ahora miré a James. - ¡Expelliarmus! - Su varita voló por los aires.

- ¡CALIPSO SNAPE, DEVUÉLVEME MI VARITA! - Gritó.

- Deja en paz a mi hermano, James. No te pido otra cosa. - Le contesté.

- ¿Sabes, Sirius? Estas completamente ciego. Ella es horrenda persona, si no hablamos físicamente.

- ¡Basta, Potter! ¡Deja a los Snapes en paz! - Dijo Lily entrando a la conversación.

- ¡Por Merlín! ¿¡Tú también, Evans!? - Le gritó.

- ¿¡Cuál es tu maldito problema, Potter!?

- Oh, vamos, sal conmigo, Evans, así dejo a tus queridos Quejicus en paz.

- ¿¡Es enserio!? ¡Estamos hablando de que los dejes en paz , ¿Y tú sales con eso?! Sinceramente, prefiero al calamar gigante.

- ¿A dónde crees que vas, Quejicus? - Dijo ahora dirigiéndose a mi hermano, pues él intentaba escapar. - ¡Impedimenta!

- ¡BASTA, POTTER, HE DICHO BASTA! - Le grité.

- ¡Me importa un bledo lo que digas, Quejicus Junior! ¡Te he dicho que el hecho de que te hayas besado con mi mejor amigo no significa poder ponerme órdenes!

Pero el hechizo que le había lanzado a Severus estaba llegando a su fin. Mi hermano apuntó con la varita a James, y le hizo un maleficio no verbal, el cuál le produjo un tajo en la mejilla.

- ¿¡Pero qué!?

- ¡Basta tu también, Severus! ¿¡No pueden dejar de pelearse un maldito segundo!?

- Vete de aquí, Calipso. Deja los asuntos de Snape y Potter en sus manos. - Me dijo Sirius secamente.

- Vete a la... - Le contesté.

(Yo: no lo puse porque en las aclaraciones no dice nada de lenguaje inapropiado)

- ¡VETE DE AQUÍ! - Me gritaron a la vez James, Sirius y Severus.

- Está bien, está bien. Me voy. Pero no se atrevan a dirigirme palabra en el resto de sus vidas. - Les contesté.

- Como si yo lo quisiera... - Susurró James.

- A tí no te hablaba, Potter. Les decía a ellos dos, en especial a tu amiguito, que no podría durar en una relación ni un día, si se sigue comportando así. Adiós, me retiro. - Dije ahora, haciendo una reverencia sarcástica.



✧ Fin del capítulo seis ✧



Necesitaba poner esa pelea, es MUY importante para el desarrollo de la historia. Éstos apenas unos días casi saliendo y ya peleando...
Por cierto, faltan unos 10 capítulos para que termine el fanfic, pero ya tengo el prólogo listo.



Bye!
James, sigues igual de tonto por no decir una mala palabra
 
  • Me encanta
Reacciones: Jules Snape Black

Relacionado