Amor ¡Mírame, mírame! - Capítulo 2

Ya iba a empezar ¿¡Quinto año!? Vaya, el tiempo si pasa rápido...
Pero no era en Hogwarts dónde me encontraba ahora. Estaba en las destrozadas hamacas de la plaza cercana a mi casa, junto a mi hermano, Severus

- ¡Mírame, mírame! ¡Sevi, mírame! ¡Estoy muy alto! - Le gritaba mientras me balanceaba a una altura y velocidad alarmarmante.

- ¡Basta, Calipso! ¡Baja de allí ahora mismo! - Me contestaba él preocupado.

- Uff... Eres un amargado. Tu nuevo apodo será... ¡"Sevimargado"! - Le dije cuando paré de hamacarme.

- Con ese estúpido apodo de "Quejicus", ya tengo demasiado, gracias.

Mi hermano se llevaba muy mal con James, Sirius y Peter; éste último era más un fan que un amigo de los primeros. Un tal Remus Lupin no le caía ni bien ni mal. Pero yo disfrutaba mucho de la compañía de ellos, que en verdad ahora eran mis amigos.
Sevimargado no sabía algo; tuve ya varias... Citas... Con James, Sirius y Remus. No se lo dije porque se que él ya no me dejaría andar por ahí con ellos, así que aún es un secreto.

- ¿Calipso, en verdad crees que eso era alto? - Me comentó Sevi cuando volvíamos por la angosta calle que llevaba a nuestra casa.

- Si. Y tú no podrás JAMÁS igualar eso. - Dije con tono desafiante.

- Mañana volveremos a ir, así verás que soy el mejor en hamacarse. Y te borraré esa molesta sonrisa de tu cara, princesita de pantano.

Hace varios días me comenzó a decir así. Dice que soy algo bello salido de una pocilga como nuestra casa
Cuando llegamos a nuestro hogar, escuchamos gritos provenientes de allí. Eran de mi madre.

- ¡BASTA! ¡YA BASTA, NO LO SOPOR-! - Comencé a gritar cuando llegué. Mis palabras guardadas tras de años de rencor no pudieron salir a la luz, pues una bofetada resonó en la habitación.

El causante no era nada más ni nada menos que el horrendo de mi padre, quien luego de eso salió de la cocina y se dirigió a su cuarto.

- Basta. Ya no quiero vivir aquí. Vámonos, Sevi. Llevemos a mamá. Alquilemos un departamento mágico, que él no pueda encontrar.

- Esperemos a ser mayores a 17, por favor. El día de tu cumpleaños 17 nos iremos, será tu regalo, ¿Está bien? Nos iremos... - Me decía él, mientras me abrazaba y acariciaba mi cabello.



✧ En la habitación de Calipso ✧



Una lechuza rojiza, con dos cartas atadas a sus patitas, se posó en el alfeizar de mi ventana. Sevi seguía acariciando mi cabeza suavemente.

- Es de Hogwarts - Le dije levantandome. Mi carta era más gruesa de lo común. - ¿Por qué está así? Está más... Gruesa...

- Fíjate, no te quedarás con la duda, ¿Verdad? - Me preguntó él con una sonrisa.

La abrí. La lista de libros y... ¿Qué era eso? Pero es...

- ¡Soy prefecta! - Le dije a Sevimargado con una sonrisa plantada en el rostro.

- ¿Prefecta? ¿Enserio? - Me contestó muy contento. Al ver mi insignia, me abrazó y me hizo girar. - ¡Eres prefecta! ¡Tu apodo será " Caliprefecta"! No, es feo, no me gusta. Prefiero princesita de pantano.

- Si, yo también prefiero ese apodo, Sevimargado.

- Ni se te ocurra llamarme así en público. Y no se lo cuentes a tus "amiguitos".

- ¿Qué cosa? ¿De qué soy prefecta? - Le dije con una cara de inocente.

- Cállate y ve a contárselo a Lily, prefectita. - Yo salí corriendo hacia la casa de mi amiga.

- ¡Lily, Lily! ¡Soy prefecta! - Le grité cuando llegué a su casa.

- ¡Yo también, Calipso! - Y me mostró una pequeña insignia con un león, con P superpuesta. Yo también le mostré la mía, que tenía el mismo patrón, solo que con los colores verde y plateado. - Remus me envió una carta diciendo que él también es prefecto.

- Bueno, felicitaciones para ambos. - Le contesté con una enorme sonrisa.

- Y felicitaciones para ti también. - Me dijo con la misma expresión.



¶ Fin del capítulo dos ¶



Bueno, se que para pasar del primer año al quinto es saltarse muchas partes, pero ahora se va a poner interesante
En la parte de:

- ¡Yo también, Calipso! - Y me mostró una pequeña insignia con un león, con una P superpuesta...

Me imaginé tipo la escena de Hermione cuando le cuenta a Harry en el quinto libro. Para él que no lo recuerde, se lo voy a copiar:

- ¿Ustedes... También...? - Vió la insignia que Harry tenía en la mano y soltó un chillido. - ¡Lo sabía! - Gritó emocionada blandiendo su carta. - ¡Yo también, Harry, yo también!.

Y e.t.c xd. Aunque no me crean, tuve que usar DOS notas para terminar el capítulo.

Bye!
 
- ¿Ustedes... También...? - Vió la insignia que Harry tenía en la mano y soltó un chillido. - ¡Lo sabía! - Gritó emocionada blandiendo su carta. - ¡Yo también, Harry, yo también!.
Fue como si la hubiera leido ayer bueno si la lei ayer porque ayer termine el libro y pues tu sabes

PD: Me encanto
 
Sevi (Quejicus) : no, es su hermano (espera son del norte?).
NOOOOOO AJJAJAJAJAJAJJA

James : mmmm no se...
Mmm...

Sirius : talvez...
Mmm...


Noooo xd


Petunia : ok no janjxjahs por muggle... ok eso fue feo, me disculpo xd
MENOS.


La verdad es que si me reí con tu comentario xd
 
  • Me divierte
Reacciones: Olive Black

Triex

Prefecto
16 Jul 2021
239
206
218
Godric's Hollow
Ya iba a empezar ¿¡Quinto año!? Vaya, el tiempo si pasa rápido...
Pero no era en Hogwarts dónde me encontraba ahora. Estaba en las destrozadas hamacas de la plaza cercana a mi casa, junto a mi hermano, Severus

- ¡Mírame, mírame! ¡Sevi, mírame! ¡Estoy muy alto! - Le gritaba mientras me balanceaba a una altura y velocidad alarmarmante.

- ¡Basta, Calipso! ¡Baja de allí ahora mismo! - Me contestaba él preocupado.

- Uff... Eres un amargado. Tu nuevo apodo será... ¡"Sevimargado"! - Le dije cuando paré de hamacarme.

- Con ese estúpido apodo de "Quejicus", ya tengo demasiado, gracias.

Mi hermano se llevaba muy mal con James, Sirius y Peter; éste último era más un fan que un amigo de los primeros. Un tal Remus Lupin no le caía ni bien ni mal. Pero yo disfrutaba mucho de la compañía de ellos, que en verdad ahora eran mis amigos.
Sevimargado no sabía algo; tuve ya varias... Citas... Con James, Sirius y Remus. No se lo dije porque se que él ya no me dejaría andar por ahí con ellos, así que aún es un secreto.

- ¿Calipso, en verdad crees que eso era alto? - Me comentó Sevi cuando volvíamos por la angosta calle que llevaba a nuestra casa.

- Si. Y tú no podrás JAMÁS igualar eso. - Dije con tono desafiante.

- Mañana volveremos a ir, así verás que soy el mejor en hamacarse. Y te borraré esa molesta sonrisa de tu cara, princesita de pantano.

Hace varios días me comenzó a decir así. Dice que soy algo bello salido de una pocilga como nuestra casa
Cuando llegamos a nuestro hogar, escuchamos gritos provenientes de allí. Eran de mi madre.

- ¡BASTA! ¡YA BASTA, NO LO SOPOR-! - Comencé a gritar cuando llegué. Mis palabras guardadas tras de años de rencor no pudieron salir a la luz, pues una bofetada resonó en la habitación.

El causante no era nada más ni nada menos que el horrendo de mi padre, quien luego de eso salió de la cocina y se dirigió a su cuarto.

- Basta. Ya no quiero vivir aquí. Vámonos, Sevi. Llevemos a mamá. Alquilemos un departamento mágico, que él no pueda encontrar.

- Esperemos a ser mayores a 17, por favor. El día de tu cumpleaños 17 nos iremos, será tu regalo, ¿Está bien? Nos iremos... - Me decía él, mientras me abrazaba y acariciaba mi cabello.



✧ En la habitación de Calipso ✧



Una lechuza rojiza, con dos cartas atadas a sus patitas, se posó en el alfeizar de mi ventana. Sevi seguía acariciando mi cabeza suavemente.

- Es de Hogwarts - Le dije levantandome. Mi carta era más gruesa de lo común. - ¿Por qué está así? Está más... Gruesa...

- Fíjate, no te quedarás con la duda, ¿Verdad? - Me preguntó él con una sonrisa.

La abrí. La lista de libros y... ¿Qué era eso? Pero es...

- ¡Soy prefecta! - Le dije a Sevimargado con una sonrisa plantada en el rostro.

- ¿Prefecta? ¿Enserio? - Me contestó muy contento. Al ver mi insignia, me abrazó y me hizo girar. - ¡Eres prefecta! ¡Tu apodo será " Caliprefecta"! No, es feo, no me gusta. Prefiero princesita de pantano.

- Si, yo también prefiero ese apodo, Sevimargado.

- Ni se te ocurra llamarme así en público. Y no se lo cuentes a tus "amiguitos".

- ¿Qué cosa? ¿De qué soy prefecta? - Le dije con una cara de inocente.

- Cállate y ve a contárselo a Lily, prefectita. - Yo salí corriendo hacia la casa de mi amiga.

- ¡Lily, Lily! ¡Soy prefecta! - Le grité cuando llegué a su casa.

- ¡Yo también, Calipso! - Y me mostró una pequeña insignia con un león, con P superpuesta. Yo también le mostré la mía, que tenía el mismo patrón, solo que con los colores verde y plateado. - Remus me envió una carta diciendo que él también es prefecto.

- Bueno, felicitaciones para ambos. - Le contesté con una enorme sonrisa.

- Y felicitaciones para ti también. - Me dijo con la misma expresión.



¶ Fin del capítulo dos ¶



Bueno, se que para pasar del primer año al quinto es saltarse muchas partes, pero ahora se va a poner interesante
En la parte de:

- ¡Yo también, Calipso! - Y me mostró una pequeña insignia con un león, con una P superpuesta...

Me imaginé tipo la escena de Hermione cuando le cuenta a Harry en el quinto libro. Para él que no lo recuerde, se lo voy a copiar:

- ¿Ustedes... También...? - Vió la insignia que Harry tenía en la mano y soltó un chillido. - ¡Lo sabía! - Gritó emocionada blandiendo su carta. - ¡Yo también, Harry, yo también!.

Y e.t.c xd. Aunque no me crean, tuve que usar DOS notas para terminar el capítulo.

Bye!
Meeeeeeeee encantaaaaa
 
  • Me encanta
Reacciones: Jules Malfoy

Relacionado

Nuevos mensajes

Trending